Tipos de colchones: ¿Cómo elegir el indicado? en 2022

Los tipos de colchones que existen son tan variados como durmientes hay, por lo que elegir el correcto está muy asociado a las necesidades de cada persona.

Si estás considerando comprar un nuevo colchón, pero no sabes cómo elegir el correcto, te aconsejo que estudies los tipos de colchones para que puedas determinar las características que se adaptan mejor a tu forma de dormir.

En este artículo te voy a explicar las diferencias entre colchones, sus características y otros aspectos que debes tener en cuenta antes de elegir el colchón para tu habitación o la de tus hijos.

¿Qué tipo de colchón buscas?

¿Cuántos tipos de colchones hay?

Actualmente, es posible encontrar muchos tipos de colchones en el mercado; no obstante, lo que diferencia unos de otros, son los materiales de fabricación de su núcleo y capas, así como la firmeza, altura y características especiales que responden a las necesidades de cada tipo de usuario.

Teniendo en cuenta todos estos factores, a continuación voy a explicar diferentes tipos de colchones y las características de cada uno según sus materiales, tamaños y características especiales.

¿Cuál es el mejor material para colchones?

No existe el colchón perfecto, por lo que mi recomendación es que elijas aquel material que se adapte mejor a tus necesidades. Dado que, el material de un colchón se define por la constitución de su núcleo, veamos cuáles son los materiales más utilizados y sus ventajas.

Colchones viscoelásticos

Lo primero que debes saber sobre los colchones viscoelásticos, es que este material nunca conforma por sí solo un colchón, dado que no tiene suficiente resistencia para soportar y repartir el peso del cuerpo. No obstante, es muy común verlos en modelos de colchones de firmeza media y baja.

Lo primero que debes saber sobre los colchones viscoelásticos, es que este material nunca conforma por sí solo un colchón, dado que no tiene suficiente resistencia para soportar y repartir el peso del cuerpo. No obstante, es muy común verlos en modelos de colchones de firmeza media y baja.

Se caracterizan por tener buena adaptabilidad, acogida del cuerpo y recuperación. Además, pueden ayudar a reducir los puntos de presión en zonas específicas como la espalda, piernas y brazos, por lo que los expertos en sueño los recomiendan para personas que tienen problemas en las articulaciones, músculos o que pasan mucho tiempo en cama.

Otras de sus ventajas, es la reducción de movimientos, lo que quiere decir que si te gusta dormir en pareja, tendrán lechos independientes para cada uno.

La cantidad de viscoelástica que tenga el colchón, influye directamente en su firmeza; sin embargo, como se suelen combinar con materiales suaves, esta no es muy alta y resulta muy cómodos. El punto negativo de este material es su transpirabilidad, que si bien no mala, dependiendo donde los uses, puede acumular la temperatura del cuerpo.

Si sientes que un colchón viscoelástico puede darte el descanso que necesitas, te dejo una lista con los mejores colchones viscoelásticos del mercado, en la cual puedes encontrar modelos con un precio accesible y de buena calidad.

Colchones de muelles

Este tipo de colchones evolucionó mucho a lo largo de los años, por lo que los muelles tradicionales o muelles bonell, ya no se parecen ni un poco a los que existen en la actualidad. De hecho, es posible encontrar diferentes clases muelles como los muelles ensacados o muelles de hilo continuo.

Siendo el primero, uno de los modelos más vendidos en la actualidad, los muelles ensacados, se recomiendan especialmente para las personas calurosas, ya que tienen buena transpirabilidad y no retienen el calor.

Este tipo de colchones evolucionó mucho a lo largo de los años, por lo que los muelles tradicionales o muelles bonell, ya no se parecen ni un poco a los que existen en la actualidad. De hecho, es posible encontrar diferentes clases muelles como los muelles ensacados o muelles de hilo continuo.

Siendo el primero, uno de los modelos más vendidos en la actualidad, los muelles ensacados, se recomiendan especialmente para las personas calurosas, ya que tienen buena transpirabilidad y no retienen el calor.

Lo que los diferencia de otro tipo de muelles que estos están envasados en una bolsa independiente, así que no chocan entre ellos y permiten que el colchón tenga independencia de lechos, característica que recomiendo para parejas y matrimonios.

Adicionalmente, te puedo decir que, los muelles ensacados son silenciosos, resistentes y firmes, de manera que van muy bien con personas de peso elevado o quienes les gusta dormir en sobre una base firme. En esta sección puedes encontrar una recopilación de los mejores muelles ensacados del mercado.

Por su parte, los muelles de hilo continuo, están hechos de un único muelle, el cual se reparte por todo el colchón y adquiere una forma de Z. Se caracterizan por ser bastante firmes, resistentes y por repartir el peso del cuerpo por toda la superficie. Si tienes problemas de espalada o quieres mejorar tu postura, este tipo de muelles es una buena opción.

Colchones de espuma o espumación

Los colchones de espuma deben su nombre a su composición, aunque lo más común es que contengan otro tipo de material adicional como el látex o viscoelástica en sus capas, la razón es que, su estructura es bastante firme y requieren de estos materiales para mejorar su adaptabilidad.

De igual forma, entre los colchones de espuma, es posible encontrar diversos tipos, como por ejemplo:

  • Espuma High Resilence (HR o HR): Se trata de una espuma de poliuretano de alta resistencia, la cual es flexible y adaptable. Puede absorber los movimientos al dormir y dado que tiene una firmeza media-alta, es ideal para las personas que les gusta dormir sobre colchones un poco duros.
  • Colchones de espumación Bultex: Lo puedes identificar por su estructura celular similar a un nido de abeja y su gran adaptabilidad. A diferencia de otros tipos de espuma, esta cuenta con buena transpirabilidad y distintos grados de firmeza, así que se adaptan distintas posturas al dormir y mantienen la espalda protegida.
  • Colchones de Airvex: Es uno de los tipos de espuma más costosos del mercado. Su precio se debe principalmente a su resistencia, firmeza alta y capacidad de ventilación. Puede ser fabricada de dos formas: En molde o en continuo, y se recomiendan para personas de peso elevado.

Si estás interesado en comprar un colchón de espuma, te recomiendo revisar esta lista con los 5 Mejores Colchones de Espuma en 2022.

Látex

El látex es un material flexible y adaptable, que puede estar fabricado de forma natural con resina de caucho (corteza del árbol) o de manera sintética. A diferencia de los modelos de Viscoelástica, estos si pueden estar elaborados únicamente de látex y tienen la ventaja de que su vida útil es muy larga.

El látex es un material flexible y adaptable, que puede estar fabricado de forma natural con resina de caucho (corteza del árbol) o de manera sintética. A diferencia de los modelos de Viscoelástica, estos si pueden estar elaborados únicamente de látex y tienen la ventaja de que su vida útil es muy larga.

Se caracterizan por ser adaptables, por lo que este tipo de colchón funciona muy bien con las camas articuladas. Otra de sus ventajas es que son muy higiénicas, de manera que si tienes alergias, no tienes que preocuparte por la acumulación de ácaros o malos olores.

Son una buena opción si quieres reducir los puntos de presión y, aunque por sí solo es un material duro, su firmeza es adaptable entre media y baja. Su fallo es en la transpirabilidad, así que lo mejor al comprar un colchón de látex es usarlo en zonas con buena ventilación y temperaturas frías.

Si estás buscando un colchón de látex, en esta lista puedes ver los mejores para esta categoría.

Aloe Vera

Si bien no se trata de un material como tal, sino más bien de un tratamiento adicional. Este tipo de colchones, resultan bastante útiles para las personas con alergias respiratorias o de piel sensible, pues reducen la aparición de ácaros, bacterias y agentes dañinos, que pueden causar enfermedades.

De igual forma, aportan un efecto relajante que puede ayudarte a conciliar el sueño de manera más rápida. Este tratamiento puede estar presente en colchones de viscoelástica, espuma y látex.

Si estás considerando comprar un colchón de Aloe Vera, te recomiendo darle un vistazo a esta lista con los 5 Mejores Colchones Aloe Vera en 2022.

Antiácaros

Los colchones se pueden contaminar con polvo, bacterias y otros agentes que a la larga causan enfermedades. En este sentido, los colchones antiácaros son una gran opción, ya que, están fabricados con tratamientos y componentes que evitan que todos estos microorganismos se reproduzca o se acumulen en el colchón.

De modo que, tipo de colchones actúa como una barrera higiénica que protege la piel y es la opción perfecta para personas con alergias respiratorias. Lo mejor de todo es que no desprenden olor y son bastante suaves al contacto con la piel.

En caso de que padezcas de alergias o problemas respiratorios, te recomiendo esta guía de compra exclusiva para colchones con tratamiento antiácaros.

Grafeno

Al igual que con el Aloe Vera, el grafeno, más que un material del núcleo, es una propiedad de sus capas, que tiene la capacidad de autoenfriamiento. Destaca por ser flexible y elástico, lo que permite que sea cómodo y adaptable.

Se combina con espuma viscoelástica, aunque también es posible verlo en colchones de muelles. Es muy resistente y cuenta con la particularidad, de que elimina la carga estática del colchón y las sábanas al dormir. Esto resulta especialmente útil en las personas que se mueven mucho durante la noche.

En este análisis, puedes conocer un poco más sobre sus beneficios y ver los 5 mejores colchones grafenos en 2022.

Viscolátex

Como su nombre lo indica, se trata de una combinación entre el látex y la espuma viscoelástica, la cual hace que el colchón sea más adaptable y transpirable.

Lo bueno de este tipo de colchón es que comparte lo mejor de ambos modelos, haciendo que sea una opción completa para el descanso. En su mayoría, incorpora zonas de confort y otras tecnologías que  mantienen la columna vertebral alineada en una postura correcta.

Si te decides por comprar un colchón de este tipo, aquí puedes ver los mejores colchones de viscolátex del mercado.

Tipos de colchones:Tamaños

Otra forma de clasificar los tipos de colchones es de acuerdo a su tamaño. En este sentido, puedes elegir entre colchones para adultos, niños y bebés.

Adultos

Los trastornos del sueño son cada vez más frecuentes en la edad adulta, por lo tanto, es fundamental encontrar un colchón cómodo y seguro que te permita dormir en una posición correcta.

Si notas que tu colchón comienza a deteriorarse o que ya no duermes tan cómodo como antes, ese es el momento ideal para cambiar de colchón. Los colchones para adultos están disponibles en distintos tamaños que van desde el individual, matrimonial, queen y king.

Niños

Una mala noche de sueño puede causar muchos problemas en el desarrollo, por eso, los expertos diseñaron colchones especiales para niños, los cuales se adaptan a sus necesidades y permiten que estos puedan descansar durante toda la noche.

Aunque las características de los colchones infantiles varían de acuerdo a la marca y los materiales con los que está fabricado, lo recomendable es que tengan buena elasticidad y adaptabilidad para que su cuerpo descanse en la mejor postura.

De igual forma, debes saber que la transpirabilidad es un elemento clave, así como los distintos tratamientos hipoalergénicos y antibacterianos.

En esta sección puedes encontrar los 5 Mejores Colchones para Niños con edades comprendidas entre 2 y 15 años.

Bebés

Los riesgos a los que se expone un bebé al dormir en un mal colchón son realmente altos, por esa razón, es fundamental elegir el modelo adecuado. En el mercado puedes encontrar una gran variedad de opciones adaptadas a las necesidades de tu bebé y su edad, como por ejemplo:

Modelos de colchones: Adaptados a cada necesidad

No todos los colchones son iguales, algunos están diseñados para usarse en exteriores, mientras que otros son más apropiados para personas con problemas de movilidad o que requieren de una recuperación postoperatoria.

Por eso, en esta sección encontrarás varios tipos de colchones según sus funciones, los cuales cuentan con características específicas para un tipo de usuario. Estos se dividen en dos grandes grupos:

De viaje

Viajar puede llegar a ser un proceso muy engorroso, especialmente si no puedes descansar correctamente durante el recorrido. Por suerte, en el mercado es posible encontrar una variedad de opciones de colchones para viajes, que además de resistencia y adaptabilidad, destacan por su practicidad. Los más comunes son:

  • Colchones hinchables: Su estructura y facilidad de inflado, permite que puedas utilizarlos en exteriores al ir de camping o para dormir todos los días.
  • Colchones enrollables: son una propuesta muy versátil y práctica, sobre todo para los días de camping donde se requiere un colchón que pueda montarse y desmontarse fácilmente.
  • Colchones plegables: Funcionan muy bien para habitaciones pequeñas y residencias estudiantiles, pues no ocupan mucho espacio.
  • Colchones para camper: Si viajas mucho y te gusta acampar en exteriores, este tipo de colchones son una excelente alternativa.
  • Colchones para furgoneta: Pensando en la comodidad, este tipo de colchones te permiten descansar cómodamente mientras viajas.
  • Colchones para coche: Adaptados a distintos tipos de coches, este tipo de colchones resultan muy prácticos para viajes largos en carretera.
  • Colchones para camping: Si te gusta la aventura, sabrás lo incómodo que es dormir sobre una esterilla, por eso, este tipo de colchones son una buena alternativa tanto para ir de camping como para dormir dentro del hogar.
  • Colchones para sofacama: Son perfectos para hogares con poco espacio, debido a su facilidad para plegarse.

Especiales

A medida que envejecemos, dormir bien se vuelve más complicado, en especial si tienes alguna enfermedad, lesión o afección del sueño. En esta categoría puedes encontrar colchones pensados para satisfacer necesidades especiales, como por ejemplo: Recuperación postoperatoria, movilidad reducida, problemas circulatorios, entre otros.

  • Colchones Antiescaras: Es un tipo de colchón diseñado para que las personas encamadas no padezcan escaras o llagas por permanecer mucho tiempo en una misma posición. Existen diferentes modelos para prevenir o tratar las escaras en diferentes grados.
  • Colchones Ortopédicos: Se recomiendan especialmente para aliviar las molestias en la parte lumbar, creando una postura correcta y aliviando los puntos de presión en el cuerpo. A diferencia de un colchón convencional, los modelos ortopédicos están clínicamente probados y son aptos para personas con problemas en la espalda.
  • Colchones para camas Articuladas: Se recomiendan para personas con enfermedad ósea, articular o movilidad reducida, pues necesitan adoptar una posición determinada para aliviar sus molestias.

Clases de colchones: ¿Qué tipo de colchón necesito?

Como bien mencioné anteriormente, no existe el colchón perfecto, por lo tanto, al momento de comprar un colchón, es importante que selecciones aquel que sea más cómodo para ti.

Pero, ¿Cómo sé qué me viene mejor? Con estos puntos claves podrás hacer una buena elección:

  • Complexión: Si tienes una complexión gruesa, vas a necesitar un colchón firme y resistente, mientras que si eres más bien delgado, un colchón blando te vendría mejor.
  • Postura al dormir: No todos dormimos de la misma forma, por lo que si duermes de cara hacia arriba un colchón firme puede ayudarte a balancear el peso. En el caso de que duermas de lado, la firmeza debe ser media, mientras que, si duermes de cara hacía bajo, lo mejor es elegir un colchón blando.
  • Movimientos: Si eres de los que se mueve mucho al dormir, lo mejor es elegir un colchón duro y sin hundimientos, con el que puedas desplazarte por toda la superficie sin que esta se deforme.
  • Sensación térmica: Si eres una persona friolera, una buena opción son los colchones de espuma HR, látex y viscoelástico, pues aunque son transpirables, retienen mejor el calor; mientras que, si eres caluroso y sudas al dormir, un modelo que te mantendrá fresco es el colchón de muelles.
  • Edad: Para adultos mayores y niños, los colchones con firmeza media-baja van perfectos, mientras que para los jóvenes y adultos, los más duros serán mejor.

Ahora que ya conoces los tipos de colchones que existen y cómo elegir el indicado para ti, es momento de deshacerte de tu viejo colchón y asegurarte un buen descanso. Esperamos que esta guía haya sido de utilidad para ti y puedas hacer una buena compra.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)