▷ Cómo lavar una almohada: Tips de limpieza【2021】- Análisis Saltar al contenido

Cómo lavar una almohada: Tips de limpieza

Hay muchos factores que intervienen en el descanso, desde un buen colchón, sábanas frescas y por supuesto, una almohada limpia. Por eso, en este artículo te vamos a dar una serie de tips muy útiles con los que puedes mantener en buenas condiciones tu almohada y tener un mejor descanso.

Un estudio en la Universidad de Manchester reveló que gran parte de los microorganismos como ácaros y bacterias se acumulan en las almohadas cuando dormimos y afectan nuestra salud. Y, aunque no hay que ser un experto para lavar tus almohadas, aquí te dejamos algunas claves sobre cómo lavar tus almohadas que te pueden ayudar.

▶️ Recomendaciones para lavar las almohadas según sus materiales

Lavar las almohadas no es un proceso complicado; no obstante, es importante que tengas en cuenta una serie de recomendaciones que te ayudarán a conseguir un mejor resultado. En este sentido, los expertos recomiendan lavar las almohadas al menos 2 veces por año, pero antes de iniciar el proceso es bueno que tengas en cuenta:

  • Las instrucciones de lavado del fabricante, puesto que dependiendo de la composición de la almohada puede requerir un tratamiento especial.
  • La almohada no tenga algún agujero por donde se salga el relleno.

También es bueno que consideres el tipo de almohada para que puedas darle el cuido indicado. Para ayudarte en este aspecto, vamos a explicar brevemente cómo lavar cada tipo de almohada.

☑️ Lavar almohada viscoelástica

Si bien es cierto, que las almohadas viscoelásticas no se pueden lavar debido a que pierden sus propiedades y su efecto memoria, lo que puedes hacer para mantenerlas limpiar es lavar su funda de manera regular y de forma manual de la siguiente forma:

  • Coloca en un recipiente aguar tibia y jabón neutro.
  • Humedece una toalla limpiar retirando los excesos y frota la almohada.
  • Asegúrate de que no absorba el agua y seca con una toalla limpia.
  • Pon a secar al aire libre sin aplicar demasiado calor.

Ahora bien, en caso de una mancha, puedes aplicar un poco de bicarbonato sobre la funda, aclarar y secar colocando al aire libre. Como ves, en este caso lo más recomendable es que tener una funda extraíble para que puedas darle una mejor limpieza.

☑️ Cómo lavar una almohada de látex

Lo primero que debes tener en cuenta es el tipo de látex de tu almohada, puesto que el hipoalergénico no requiere ser lavado, mientras que las almohadas convencionales se pueden lavar tanto a máquina como a mano. Aunque lo más recomendable es hacerlo de forma manual, te explicamos ambos método para que elijas el que más te conviene:

➡️ Lavado a máquina

Asegúrate que las indicaciones del fabricante especifiquen que se puede lavar de esta forma y sigue estos pasos:

  • Usa el programa de agua fría y coloca detergente líquido para prendas delicadas.
  • Coloca otras prendas para evitar que la almohada se dañe.
  • Aplica dos ciclos de enjuagado para eliminar el jabón.
  • Sécala al aire libre y a la sombra.

➡️ Lavado manual

  • En un recipiente coloca agua fría y detergente líquido para prendas delicadas.
  • Introduce la almohada y lávalas de manera suave evitando frotar.
  • Retira el jabón con abundante agua fría.
  • Elimina los excesos de agua y seca al aire libre.

☑️ Lavar almohadas de plumas naturales y sintéticas

Inicialmente debes saber que existen amplias diferencias entre las plumas naturales y sintéticas. En primer lugar, las plumas naturales son muy delicadas, así que no se recomienda lavarlas, mientras que las sintéticas, tienen buena resistencia y se pueden lavar a máquina por debajo de los 40° C de la siguiente forma:

  • Usa un detergente líquido para ropa delicada.
  • Selecciona un programa de lavado suave y asegúrate que agua no supere los 40° C.
  • Incorpora bolas de lavado o pelotas de tenis envueltas en calcetines para evitar la perdida de volumen.
  • Centrifuga con un ciclo suave.
  • Evita exprimir para que las plumas no se apelmacen y seca al aire libre y en la sombra.

✖️ Cómo eliminar las manchas de las almohadas

No importa cuantas veces cambies la funda o lo cuidadoso que seas, siempre pueden aparecer las desagradables manchas amarillas sobre las almohadas, pero ¡No entres en pánico! Si deseas que tu almohada recupere su color original y esté limpia, sigue estos pasos:

  • Prepara un envase con agua y detergente líquido neutro.
  • Si la mancha es profunda agrega bicarbonato o lejía.
  • Con ayuda de una esponja frota la mancha si humedecer demasiado la almohada.
  • Luego aplica las instrucciones de lavado para cada tipo de almohada y listo.

👀 ¿Malos olores en tu almohada? ¡Elimínalos de una vez por todas!

Si has tenido el desafortunado encuentro con una almohada con mal olor sabrás lo desagradable que es, pero ya no tienes que sufrir más con este problema. Sigue estos consejos para eliminar los malos olores:

  • Separa la almohada de la funda.
  • Lava la funda con detergente líquido, agua caliente y un poco de lejía.
  • Coloca la almohada en un lugar ventilado al aire libre, preferiblemente bajo el sol.
  • Si el olor persiste, agrega bicarbonato de sodio sobre la almohada.
  • Deja reposar por unos minutos y luego retira el excedente.
  • También puedes agregar una mezcla de aceites naturales y bicarbonato si quieres que tenga un mejor aroma.

📖 Consejos para mantener tus almohadas por más tiempo

No hay que esperar que tu almohada tenga mal olor para actuar, mejor comienza con la prevención. Una forma de asegurarte de que tu almohada dure más es colocándole una buena funda.

Si bien es cierto que la gran mayoría incluye una funda protectora desde el inicio, lo más aconsejable es cambiarla cada cierto tiempo por una nueva con propiedades hipoalergénicas y sistema de protección contra ácaros que te aseguren mayor higiene. Además, no te olvides de cambiar las sábanas semanalmente y limpiar tu colchón para que no se acumulen malos olores, ácaros o bacterias.

Ahora que saber cómo cuidar tu almohada para que dure más tiempo, solo queda una cosa por hacer y es tomar una siesta reparadora sobre tu almohada limpia y confortable.

Otras Guías que pueden interesarte…

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)